Tomar espirulina para estar en forma

Si mi estilo de vida es sedentario ¿Cómo puedo tomar espirulina? Y si practico deporte ¿Cuánta tomo? Se puede conseguir espirulina en polvo, en escamas, en pastillas, extrusionada o fresca pero ¿Cuál de ellas escojo?

nada como tomar espirulina fresca
Procesado de biomasa de espirulina
Responderemos a estas preguntas en esta web,  puesto que son múltiples los factores que intervienen a la hora de elegir: Nuestro presupuesto, nuestra práctica diaria o la forma en que la podemos tener a mano son los tres más importantes. Bien sea en un supermercado, un herbolario o en la microgranja de un productor local hay un nexo común en todas estas formas y es que no hay nada como tomar espirulina como suplemento alimenticio diario.


Consideraciones generales: 

La primera indicación a tener en cuenta es que se debe tomar en dosis acordes con nuestro estilo de vida. La segunda consiste en guiarse por el sentido común y comenzar con muy poca cantidad si no estamos habituados a ingerirla. Estas dos simples pautas se convertirán en nuestro mejor aliado a la hora de empezar a tomar este superalimento y beneficiarnos de sus múltiples propiedades nutritivas sin padecer molestias gastrointestinales.

Vida sedentaria:


Si pasamos muchas horas sentados, ya sea frente al ordenador o la televisión, con un desgaste físico mínimo que no se salga de la mera realización de tareas cotidianas, podemos escoger cuidar nuestro hábito alimenticio consumiendo más frutas y verduras así como tomar espirulina como complemento, aunque no es indispensable consumir mucha cantidad. El aporte energético necesario en este caso se obtiene con aproximadamente cuatro gramos de espirulina, que equivale a una cucharada de postre colmada.

Deporte y suplementos proteínicos:


Si practicamos deporte, bien se trate de un ejercicio aeróbico o anaeróbico, el debilitamiento físico será considerable y necesitaremos un aliado para re-mineralizar el organismo. Como regla general, y dependiendo del tiempo que dediquemos a la práctica deportiva, será conveniente tomar una mayor cantidad que en el caso de un estilo de vida sedente.

La proporción diaria que toman los deportistas, bien sean de élite o aficionados, depende en gran medida del tipo de producto que han adquirido. Quince gramos resultan, en el caso de atletas de alta competición, más que suficientes.

Formas de encontrarla:



Hay espirulina que ha pasado por un procesado industrial en el que, principalmente por la degradación del secado y por la presencia de oxidación en la manufacturación, no va a reportar la misma cantidad de nutrientes que la espirulina fresca recién cosechada.

Por el contrario, el procedimiento artesanal tampoco es siempre sinónimo de calidad, dependiendo de las zonas de las que proceda. La presencia de metales pesados en el medio o la contaminación medioambiental del lugar en el que se produce son solo dos de los varios factores a tener en cuenta a la hora de decidir cómo tomar la espirulina.

Nada como tomar espirulina fresca:


Es algo que se encuentra al alcance de muy pocos, pero si tenemos la oportunidad no hay nada como tomar espirulina fresca. La cercanía de un centro productor es indispensable. También influye el precio máximo que estemos dispuestos a pagar por ella, pues en estos casos el importe es superior al de la que se obtiene en algunos supermercados, farmacias o herbolarios.

En España resulta bastante difícil encontrar un productor local, cosa que no ocurre por ejemplo en la vecina Francia, donde existen multitud de microproductores y la oferta de espirulina artesanal es muy variada y extensa. Pero siempre podrás probarla en polvo así como tomarla en pastillas.

Para ampliar información te invitamos a que leas Espirulina, Cinco Propiedades Que Quizás Desconocías.